La Adolescencia

Uno de los grandes desafíos en esta tarea compleja de educar a la que nos enfrentamos los padres es sin duda la adolescencia. Se divide en varias etapas:

–        Preadolescencia, desde los 8 hasta los 11 años.

–        Adolescencia precoz, entre los 12 y los 15 años.

–        Adolescencia tardía, desde los 16 hasta los 19.

Aunque recientemente hay estudios que apuntan a que se podría alargar hasta los 24 años.

Dejamos de ser niños y comienza la transformación más importante de nuestras vidas, para convertirnos en adultos.

Hace algún tiempo, viendo un video que hacía referencia a esto, decía algo así, como que si, se nos propusiera a cada uno de nosotros volver a pasar por la adolescencia, a la mayoría de nosotros no nos haría mucha gracia. Y es que son tantos los cambios físicos, psicológicos, hormonales y sociales a los que nos enfrentamos de jóvenes, que vamos a intentar sobrellevar de la mejor forma esta etapa de nuestros hijos empatizando con ellos, con una dosis extra de paciencia y con los beneficios que nos aportan las flores de Bach.

               AGRIMONY, agrimonia eupatoria o hierba de San Guillermo como la denominamos en España. Se encuentra en terrenos arcillosos y junto a encinas y robles.

La agrimonia evita discusiones y busca armonía en esta etapa donde los límites son enjuiciados contantemente, que adolescente no ha mostrado su descontento con cierto ímpetu, cuando queremos     que recojan su habitación o cuando fijar la hora de recogerse se convierte en todo un desafío.

En esta edad la vida social se vuelve para ellos más importante que la vida familiar inclusive, empiezan a probar el tabaco o alcochol para encajar en un determinado grupo social o desafiar lo prohibido, la agrimonia actuará de forma positiva con respecto a las adicciones.

El adolescente se suele cerrar en su interior, no exterioriza emociones y pensamientos en casa y siempre obtenemos una negativa cuando queremos comunicarnos con ellos, por ello este remedio les ayudará a tomar consciencia de sus problemas y si es necesario hablar de ellos.

               BEECH, fagus silvática o más conocida como Haya, muy presente también en todo el territorio español, sobre todo en el norte.

El adolescente su suele volver arrogante, egoísta e irritable. Este remedio actuará activamente ante la rigidez física y mental, favorecerá la tolerancia y la comprensión ante los puntos de vista, actitudes, ideas o defectos de los demás.

               IMPATIENS, impatiens glandulifera, esta planta es nativa del Himalaya y como su nombre predice, trabajará la impaciencia e irritabilidad cuando no se consigue lo que se quiere.

Ayudará a recuperar la tranquilidad y un equilibrio adecuado para ser más pacientes y estar menos agitados.

               LARCH, larix decidua, pertenece a la familia pinacea nativa de las montañas de Europa Central.

Esta flor actúa sobre la autoestima, en esta edad en la que el aspecto físico les importa muchísimo para no sentirse excluidos socialmente y ser aprobados por los demás. Quieren gustar, por lo tanto larch les va a ayudar con los complejos de inferioridad y a confiar más en ellos mismos.

Estos son algunos de los remedios, pero cada caso merece su estudio, sin duda, hay más remedios que también puedes actuar en esta etapa.

Write a comment

1 + 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.