DOLOR CERVICAL

El estrés y la falta de ejercicio son algunos de los factores que influyen en nuestro organismo dando lugar a dolor o tensión cervical. Esto es debido a que la energía se estanca en la zona y hay un exceso de la misma.

La línea de tratamiento se fijará en estimular los puntos que activan la circulación y en aquellos que producen dolor. Alguno de ellos pueden ser:

V10 y V11 aflojarán la rigidez de cuello, hombros y espalda.

V14 relajará la tensión de nuca y hombros.

4IG suavizará los músculos faciales.

No obstante, practicar yoga o pilates, o realizar alguna técnica de meditación o relajación es muy recomendable. Estas técnicas, además de aportarnos equilibrio emocional, también nos ayudan a fortalecer la musculatura cervical. Además evaluar también ciertos patrones o rutinas diarias para detectar que es aquello que nos produce tanto estrés (como el exceso de responsabilidades o  la mente saturada …)nos permite  corregirlos para no volver a cargar la zona.

Si además completamos el tratamiento con flores de bach y auricoloterapia aseguraremos una pronta disminución de los síntomas y por tanto una notable mejoría.

Write a comment

diez + 14 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.